Qué es el cartílago articular y cómo regenerarlo

El cartílago articular es un tejido flexible y duro que protege los huesos de la articulación. Ejerce funciones amortiguadoras y evita el roce de entre las partes óseas cuando mueves un miembro. Su papel principal es el de impedir que los huesos choquen entre sí y sufran.

El aspecto de los cartílagos articulares es blanco y cuando tiene buena salud brilla. Su grosor es aproximadamente de 2 y 4 milímetros. Menos de esta densidad puede considerarse que el cartílago está desgastado o dañado.

De qué está formado el cartílago articular

Como todos los tejidos del cuerpo humano este tejido está formado por células. Estas son especiales y reciben el nombre de condrocitos. Además hay una buena cantidad de colágeno, ácido hialurónico y está libre de venas o vasos capilares. El cartílago articular tampoco tiene terminaciones nerviosas.

Si tienes un golpe o una lesión del cartílago el dolor no lo produce este ya que no tiene nervios que transmitan el daño. En su defecto, el dolor de rodilla es transmitido por los tejidos que envuelven la articulación. Estos son ligamentos, tendones y músculos. También hay presencia de líquido sinovial, muy rico en ácido hialurónico y la cápsula articular. Cualquier de estos puede reproducir molestias o dolores cuando hay un mal funcionamiento de la articulación.

La nutrición de los cartílagos es producida por difusión. Al no existir riego sanguíneo a estas partes, los elementos necesarios para la reparación y vida es a través de los tejidos colindantes. Esto sucede cuando hay movimiento.

Desgaste del cartílago articular por la edad

Esto es una característica del envejecimiento. Algunas personas muestran síntomas de desgaste articular antes que otras. Bien por motivos genéticos o por el estilo de vida es posible que sufras un empeoramiento prematuro. Cuando el cartílago está muy envejecido y pierde la capacidad de regeneración aparece la enfermedad llamada artrosis.

¿Es posible regenerar cartílago?

La regeneración existe aunque esta es muy pequeña y considerada como difícil. Las causas para que las lesiones de rodilla y otras partes articulares regeneren tan poco es porque los condrocitos tienen poca movilidad. Además, dado que no hay irrigación sanguínea en el cartílago el poder de curación es mucho menor.

que es el cartilago articularGeneralmente se considera que las lesiones de 1mm aproximadamente pueden curarse bien. Pero también influye la edad de la persona y su potencial. Si la lesión es mayor es muy difícil y hay que acudir a procedimientos de cirugía reparadora.

Además, hay factores como el sobrepeso que dificultan enormemente la recuperación. El peso de la persona, cuando existe obesidad ejerce presión aumentando el desgaste y la ruptura. Es mucho más fácil que aparezcan fisuras y microroturas.

También cuando hay alteración hormonal puede aparecer un deterioro mayor. Las hormonas leptina e interleucina 1 juegan un papel importante. Estas hormonas aceleran la inflamación y merma del cartílago.

Cómo prevenir las lesiones y daño del cartílago articular

Es bueno fortalecer los músculos y tendones asociados a las articulaciones con ejercicio físico moderado. Una buena rutina de entrenamiento puede prolongar mucho la vida de las ternillas y tejidos duros. Tener unos músculos sanos y fuertes produce una sujeción mayor con el movimiento, evitan giros que pueden dañar las partes de la articulación y asimismo, hay un mayor flujo de condrocitos. También hay que observar que las personas que realizan ejercicio asiduamente tienen menos problemas de obesidad. Algo que a su vez también prolonga la vida del cartílago articular.

En contra están los deportistas profesionales y que dedican muchas horas de entrenamiento. Si bien un poco de ejercicio es bueno y saludable para las articulaciones, el movimiento excesivo y la presión continua provocan mayor índice de lesiones.

Tratamiento para el cartílago articular

Hay numerosos estudios que demuestran que la administración de glucosamina y condroitina disminuyen el dolor articular. Asimismo hay una mejoría en la inflamación. Muy indicado para las dolencias del cartílago de la rodilla. No obstante, si la lesión es muy profunda o severa estos suplementos pueden hacer poco y hay que acudir a tratamientos más fuertes.

Todas las personas que sufren lesiones de este tipo, condromalacia rotuliana, menisco, lesión de tobillo, rodilla, etc. deben realizar rehabilitación a la vez que llevan un tratamiento. En algunos casos también estará recomendado el uso de viscosuplementación con ácido hialurónico mediante infiltraciones de rodilla o en otros lugares según cada caso. Algunas personas paracen aliviar los síntomas de la aliviar los síntomas de la osteoartritis tomando algunos de estos suplementos. Les ayuda con el alivio sintomático de su enfermedad mientras en en otras parece que los efectos son menos de los esperados.

Lo normal es que el paciente sea tratado con varias terapias para mejorar la articulación y potenciar la salud del cartílago articular. Entre estos se incluye cambiar los hábitos de vida, bajar de peso y realizar ejercicio.

¿El ácido hialurónico regenera el cartílago articular?

estructura del cartílagoLo que hace esta sustancia es proteger la articulación y los tejidos que la forman. El cartílago articular, al recibir menos impactos debido al aumento del líquido sinovial tiene una mayor capacidad para curarse. Es posible que el proceso degenerativo se frene en algunos casos de artrosis inicial. También es utilizado el ácido hialurónico para lesiones deportivas de rodilla, menisco y lesiones provocadas por el desgate. Esta sustancia es producida en el organismo y forma parte de los tejidos cartilaginosos, pero también puede añadirse mediante el glicosaminoglicano mediante viscosuplementación al líquido sinovial y en comprimidos concentrados para fomentar su creación natural para el resto de tejidos del cuerpo humano.

Cirugía para reparar el cartílago articular

Afortunadamente existen varios procedimientos quirúrgicos que pueden corregir las lesiones del cartílago. Estas son:

  • Desbridamiento y rasurado del condral.
  • Incisiones en el hueso subcondral.
  • Injertos

Los procedimientos que raspan o perforan el hueso tienen el objetivo de fomentar la formación de nuevos condrocitos. Al existir un daño directo hay una estimulación que da como resultado una mejoría mayor. El nuevo tejido no es cartílago hialino sino cicatrizal, pero al ser zonas muy pequeñas sin otra función que dar soporte ejerce bien la misma función.

El injerto de cartílago con mosaicoplastia consiste en añadir pequeñas porciones en las zonas donde se necesita. Así es posible evitar el dolor y mejorar la movilidad.

Injerto de células está basado en el cultivo de células en vitro. Hay una primera fase en la que se realiza una biopsia para extraer tejidos y posteriormente son tratadas para fomentar su crecimiento. Una vez que hay suficientes células son implantadas en el área dañada.

Recomendaciones para mantener el cartílago articular sano

Lo más recomendable es mantenerte en un peso relativamente bajo. La obesidad y el sobrepeso terminan pasando factura a las articulaciones. Hacen que sufran y empeoran la salud de los órganos.

Además es importante hacer algo de ejercicio. SI te cuesta debes buscar una actividad que te guste. Muchas veces es cuestión de probar distintas actividades hasta dar con un grupo de gente que hace que el deporte sea amigable y apetezca realizarlo con frecuencia.

El deporte sin impactos es mejor. Buenos ejemplos son natación, ciclismo, pasear.

Evitar la artrosis de rodilla es mucho más fácil sin sobrepeso.

Los deportes con mucho contacto suelen tener un índice mayor de lesiones.

Añadir comentario